Blog

Ocho hábitos para crear un buen líder

Publicado por Juan Antonio García el 20/10/2016

jefe

Tener un buen jefe es fundamental para que los empleados estén altamente motivados y quieran continuar en una empresa. Se ha hablado y escrito mucho acerca de las cualidades de los líderes, pero no es habitual  disertar  a partir de datos científicos.  Google desarrolló hace ya un par de años un proyecto llamado Oxígeno. Aprovechando su poder de análisis se tomaron 10.000 datos de las evaluaciones del desempeño, de las encuestas de 360º y los premios a los mejores responsables de personas. Se manejaron más de cien variables, pero fueron más allá de los datos numéricos y también se registraron frases, palabras, elogios, quejas y comentarios en general. Este es el resumen de las conclusiones que bien podrían llamarse, ocho hábitos para crear un buen líder :

  • Pensar en el equipo y en cómo ayudarle: Se incluye la capacidad de dar feedback a los empleados y de reunirse uno con uno para atender sus dificultades. Ser un buen coach.
  • Facultar a los colaboradores: Es común en muchos jefes adentrarse en tareas cotidianas, entorpeciendo la labor de sus equipos y olvidando lo más importante: Gestionar la estrategia, darles poder, libertad y seguimiento a su trabajo. El llamado empowerment, no hacer micro-administración.
  • Interés real por el éxito del equipo y por su bienestar personal: Es un error pensar que las personas puedan abstraerse por completo de las preocupaciones de su vida personal. Un buen jefe se ha de preocupar porque la persona esté bien globalmente.

google

  • Ser productivo y orientación a los resultados:  Incluye la productividad y todos los medios que ha de proporcionar el jefe para que el colaborador consiga sus objetivos. Un jefe majete pero que no logra resultados, jamás puede ser un buen jefe.
  • Comunicar y escuchar al equipo: Seguramente una de las habilidades más complicadas de desarrollar, partiendo siempre de la base de que la comunicación ha de ser bidireccional, tanto del jefe hacia el colaborador como viceversa. Además, y no menos importante, comunicar no significa solo informar, sino verificar que se ha entendido por parte del receptor.
  • Apoyar a los colaboradores en el desarrollo de sus carreras: Las personas con talento quieren mejorar y un buen jefe les brinda los medios para que todo ello ocurra.
  • Visión y estrategia clara para el equipo: Es básico saber contar con todo el equipo para alcanzar el objetivo planteado.
  • Habilidades técnicas para ayudar al equipo.

Está claro que la inmensa mayoría de las empresas no disponen de los recursos de Google, pero sería muy interesante y enriquecedor que en el futuro las compañías puedan embarcarse en esta labor y ser capaces de seleccionar y de formar a sus líderes con datos científicos no subjetivos.

No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment