Blog

Listeriosis: no todo lo estamos haciendo mal

Publicado por Dpto. Desarrollo y Comunicación el 13/09/2019

 

Estas semanas en las que lamentablemente no cesan las noticias sobre infecciones por listeriosis (Listeria monocytogenes) las cuales han generado alertas alimentarias, conviene destacar el enorme esfuerzo y los controles que las empresas del sector alimentario hacen, año tras año, para minimizar los riesgos de los alimentos antes de llegar al consumidor final.

Empecemos por el principio…

La legislación europea, va marcando las reglas a seguir en cuanto a la prevención, eliminación y reducción del nivel de riesgo para la salud humana en toda la cadena alimentaria, incluyendo procesos, productos y actividades relacionados con la manipulación y producción de alimentos.

Todas las empresas alimentarias (ya sean empresas grandes o pequeñas, productores o distribuidores, exportadores o importadores) se acogen al denominado “paquete de higiene” implantado a nivel comunitario que recoge, además de un plan de higiene, el documento de Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (APPCC), elaborado por cada empresa. Se diseña en base a las particularidades y tipo de alimento que trabajen, y está validado y supervisado por la autoridad sanitaria competente.

Se trata de un sistema preventivo que aporta un alto grado de seguridad a los productos, puesto que se tienen en cuenta todos los posibles peligros o riesgos detectados (microbiológicos, químicos y físicos) y se implementan las medidas de control necesarias, que permiten prevenir y además verificar la seguridad de los procesos e incluso implantar las acciones correctivas en caso de ser necesario.

Pero este plan APPCC, ¿qué establece?

Entre otros, se especifican los análisis físico-químicos y microbiológicos que se harán tanto al alimento como a las superficies que vayan a entrar en contacto con él para descartar posibles contaminaciones. Es un documento en permanente revisión, por lo que tiene que ser actualizado si hay cambios en el proceso de producción y revisado siempre una vez al año. El porcentaje de muestreo sobre el producto se deja a criterio de la propia empresa. No obstante, es la autoridad sanitaria la que valida el muestreo.

¿Y esto es sólo para controlar la listeriosis?

No. Además de la listeria, se controlan bacterias como salmonella, escherichia coli, clostridium botulinum, campylobacter o yersinia. Y se tienen en cuenta también determinados virus que pueden generar hepatitis. Todo va a depender del tipo de producto que se está elaborando.

 

 

Mejora continua… No debemos quedarnos en el APPCC.

Hay empresas que además deciden certificarse voluntariamente en otras Normas de Calidad y Seguridad Alimentaria, que recogen protocolos y exigencias adicionales a los que figuran en la ley. En el sector de la industria alimentaria, existen distintos estándares reconocidos a nivel internacional, que establecen los requisitos que debe cumplir un buen Sistema de Gestión de la seguridad alimentaria y de la inocuidad de los alimentos, y que son certificables, es decir, son auditados como mínimo 2 veces al año (internamente y por la certificadora).

Los estándares de mayor popularidad son FSSC 22000, IFS (Internacional Food Standars) y BRC (British Retail Consortium). Muchas de estas certificaciones han sido impulsadas por las cadenas de supermercados, que pueden incluso llegar a exigírselos a todos sus proveedores como una garantía extra de que los productos a la venta en sus lineales son seguros.

No existe el riesgo cero. ¿Qué pasa entonces?

Es importantísimo contar con un procedimiento o plan de retirada y recuperación del producto que sea efectivo y rápido, para lo que será fundamental llevar un control exhaustivo de la trazabilidad de los productos (materia prima, ingredientes, envases primarios…). Dicho Plan de retirada debe contemplar un sistema de comunicación efectivo con autoridades, clientes y distribuidores, y tener establecidas claramente las funciones y responsabilidades dentro del plan de retirada.  En casos de alerta sanitaria la rapidez de respuesta es primordial.

Y después de todo esto… ¿Qué hace Waribo?

Muy sencillo. Si no sabes por dónde empezar, estás interesado en establecer un Sistema de Gestión de la Seguridad Alimentaria o necesitas asesoramiento sobre las distintas nomas existentes actualmente en el mercado y cuál es la más adecuada, contacta con nosotros. Disponemos de un amplio equipo de técnicos altamente cualificados (todos Consultores Oficiales de IFS) que te aconsejarán y guiarán en la implantación de la Norma más indicada para tu empresa, ofreciendo un seguimiento personalizado y continuo.

Waribo Consultores S.L., gestiona el Plan de Alimentación de la Comunidad Valenciana desde hace más de 10 años. Es el Primer Centro Autorizado en la Comunidad Valenciana para impartir Cursos Oficiales de las Normas IFS, y es Centro Acreditado y Homologado por la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica para impartir Cursos Oficiales de Bienestar Animal. No lo dudes, hablamos?

Tags: , , , , , , , ,

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URL

Deja un comentario