Blog

Inteligencia emocional en el ámbito laboral

Publicado por Juan Antonio García el 14/03/2018

inteligencia emocional en el mundo laboral

Nuestra compañera María Bas nos deja este post sobre inteligencia emocional en el mundo laboral

Desde pequeños aprendemos que la inteligencia suele ser una cualidad positiva, y parece que aquellos considerados más “inteligentes” van a tener las cosas más fáciles en la vida o al menos, parecía que lo tenían más fácil a la hora de ir aprobando las asignaturas. Pero, ¿que es realmente la inteligencia? Y sobretodo… ¿Hasta qué punto es importante en el mundo laboral y en el mundo de las empresas? ¿Que dicen los estudios?

La inteligencia de un individuo es un concepto amplio que abarca una serie de funciones mentales. Muchas veces se entiende ésta como el cociente intelectual (CI), ese número que resulta de la realización de un test y que mide las habilidades cognitivas. Pues bien, en el año 2000, Goleman llevó a cabo algunas investigaciones en al terreno laboral y realizó un estudio a más de 500 empresas. Este autor es famoso por el concepto de inteligencia emocional, un concepto que se popularizó gracias a un libro publicado en 1995. La IE se puede definir como la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones. Los principales componentes que conforman este tipo de inteligencia son la autoconciencia emocional, el autocontrol, la motivación, la empatía y las habilidades sociales.

inteligencia emocional y recursos humanos

En sus estudios con empresas, Goleman constató que un porcentaje mayor del 75% de los resultados que alcanzaba un empleado dependían de su IE y no tanto de su coeficiente intelectual y experiencia. Esto se hacía evidente sobretodo en los puestos de liderazgo ya que tener estas habilidades permitía a la persona afrontar situaciones de presión, ser más empática, tolerar la frustración, trabajar mejor en equipo, regular mejor ciertos ambientes o situaciones… Y es que realmente, en la vida real y el entorno de trabajo de bien poco sirve que un candidato tenga un historial académico brillante si carece, por otro lado, de inteligencia emocional.

El estudio de Goleman, que se realizó entre empresas pertenecientes a más de 20 campos productivos, dejó como resultado una serie de prácticas comunes entre las empresas que se han ido incorporando a los fundamentos de la inteligencia emocional a su filosofía corporativa. Algunas de esas prácticas son:

  • Equilibrio entre los aspectos humanos y financieros de la organización.
  • Estimulación permanente a la mejora de los procesos.
  • Comunicación clara y abierta entre los distintos departamentos de la empresa.
  • Aumento de la confianza entre los departamentos y de éstos hacia los directivos.
  • Fortalecimiento de relaciones internas y externas.
  • Colaboración, apoyo y solidaridad.
  • Innovación permanente: Cada tarea puede mejorar la siguiente ocasión.
  • Aceptación de riesgos y aprendizaje común.

aspectos de inteligencia emocional y empresa

Hoy en día, el método ha evolucionado y estos aspectos relacionados con, tendrá una mejor comunicación y en general un mejor compromiso, y más probablemente experimentará emociones positivas como el optimismo, entre otras. En definitiva, será capaz de enfrentarse a las diferentes demandas del día a día y de hacer frente a las circunstancias de una forma más dinámica.

Tags: ,

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URL

Deja un comentario