Blog

10 situaciones dónde reconocer el mobbing

Publicado por Juan Antonio García el 23/03/2018

situaciones de acoso laboral o mobbing

 

Nuestra compañera María Bas, nos deja este post sobre mobbing o acoso laboral:

El concepto de acoso laboral fue introducido por Heinz Leymann alrededor de los años 80; en los países nórdicos, más específicamente. Anteriormente, el acoso era considerado un problema individual, que ocurría a personas que no eran capaces de hacer frente a la situación y no tanto como un tema social. Además, suponía una molestia por parte de los directivos, jefes o superiores, por lo que dejaban correr este tipo de problemas y la sociedad lo mantenía al margen.

Hay varios términos para denominar este tipo de acoso: Se le puede llamar mobbing, acoso laboral, bullying, harassment... Además de existir varias definiciones para este concepto. La definición que dio Leyman fue: “Situación en la que una persona ejerce una violencia psicológica extrema, de forma sistemática y recurrente y durante un tiempo prolongado sobre otra persona o personas en el lugar de trabajo con la finalidad de destruir las redes de comunicación de la víctima o víctimas, destruir su reputación, perturbar el ejercicio de sus labores y lograr que finalmente esa persona o personas acaben abandonando el lugar de trabajo”.

Además, podemos diferenciar entre dos tipos de “mobbing” dentro de una organización:

• Mobbing horizontal: Es el acoso que tiene lugar entre personas de igual nivel jerárquico, es decir, entre iguales.
• Mobbing vertical: Este tipo de acoso se da de superiores a subordinados (descendiente) o viceversa (ascendiente).

cómo reconocer  el mobbing o caso laboral

Como es fácil de imaginar, este problema tiene repercusiones negativas a nivel individual como síntomas de ansiedad, sentimientos de fracaso, impotencia, baja autoestima, problemas en la atención y concentración…, a nivel social (en las relaciones interpersonales y en la vida cotidiana) y a nivel laboral y de la organización, ya que la persona estará desmotivada y esto afectará a su rendimiento e incluso puede acabar abandonando la organización.

¿Cómo podemos reconocerlo? Pueden ser más pero esta 10 situaciones no dejan lugar a la duda:

  1. Dejar a la persona sin nada que hacer o asignarle tareas sin valor como excusa para achacarle después de falta de rendimiento.
  2. Agobiar y sobrecargar de trabajo a una persona de manera sistemática o reducir los plazos de entrega para abocarla al fracaso.
  3. Amplificar de manera injustificada errores pequeños o insignificantes.
  4. Socavar  la confianza del trabajador criticando sistemáticamente y de manera destructiva su trabajo o menospreciando lo que hace.
  5. Inducir al trabajador a cometer errores, por ejemplo, modificando las tareas a realizar o sus responsabilidades sin decirle nada.
  6. Destruir la reputación personal o profesional de una persona por medio de calumnias.
  7. Aislar al trabajador reduciendo sus posibilidades de expresarse o comunicarse con superiores y el resto de compañeros.
  8. Interrumpirle continuamente impidiendo que se exprese.
  9. Atacar sus convicciones o su vida privada.
  10. Amenazar, gritar e insultar.

mobbing o acoso laboral

En el Código Penal de España, el acoso laboral está contemplado dentro de los delitos de torturas y contra la integridad moral. A estas alturas, el problema es reconocido en muchos países . Se trata, por tanto, de un problema de una enorme importancia que se debe de tener en cuenta y al que tanto las grandes entidades cómo las más pequeñas comienzan a hacer frente.

Tags: ,

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URL

Deja un comentario